Las viudas no desean regresar a dar el “sн quiero”

0
93

Las viudas no desean regresar a dar el “sн quiero”

Foto: Christian Langballe / Unsplash (CC)

Foto: Christian Langballe / Unsplash (CC)

La pйrdida sobre independencia, el retorno a las roles tradicionales de pareja desplazandolo hacia el pelo las crнticas parientes son las principales razones

En Espaсa, aсo detras de aсo, crece el nъmero sobre individuos que viven solas. En 2016 llegу a las 4.638.300, de estas que el 53% son hembras. Sobre estas, el 47% son viudas, segъn datos sobre la pesquisa continua de hogares. Solo el 12% son viudos. La profesora sobre los Estudios de Psicologнa de la UOC, Montserrat Lacalle, afirma que las mujeres mayores viudas nunca les atrae la idea sobre continuar a emparejarse por cuestiones sociales y no ha transpirado de gйnero.

«Quieren mantener su autonomнa. La nueva relaciуn quiere decir comprometerse una diferente oportunidad con unos roles tradicionales sobre pareja desplazandolo hacia el pelo seguramente sacrificar su independencia», afirma Begonya Enguix, directora del grado de Antropologнa Humana (UOC, URV). Los datos lo demuestran: segъn un analisis sobre 2011, menor de un 4,3% de estas viudas rehacen su vida en pareja, sea con un matrimonio perfil 321chat, la uniуn sobre hecho o una relaciуn carente convivencia. «Volver a progresar tareas domйsticas y no ha transpirado de precaucion sobre la pareja en una relaciуn que nunca ha tenido una trayectoria larga, como Durante la reciente, se percibe como una carga», aсade. La implicaciуn emocional que comportan los aсos de convivencia justifican tener “cura del otro” No obstante en el caso sobre las segundos emparejamientos, no se percibe asн. Con el fin de Enguix, las mujeres se ven a sн mismas como mбs independientes y no ha transpirado autosuficientes que los hombres desplazandolo hacia el pelo consideran que una oportunidad enviudan, podri?n estar sin un compromiso firme al lado. Segъn un analisis cualitativo hecho en 2014 con distintas conjuntos de viudas asi­ como viudos, este seri­a uno de los razones que mбs las aleja sobre la novedosa relaciуn.

La tradiciуn pesa y la economнa nunca favorece

El lastre de las valores habituales tambiйn influye en que estas hembras no se emparejen. Nunca pretender suplir el suvenir sobre su primer marido o el pavor a tomar crнticas parientes o sociales son las motivos mбs comunes. «A pesar de que socialmente eso estб evolucionando, las generaciones mayores de viudas creen que le deberi­an fidelidad al primer cуnyuge, que no estбn a lapso sobre rehacer su vida o que hacerlo responderнa a un comportamiento juvenil», considera Lacalle.

A todos estos motivos hay que aсadirles la discriminaciуn econуmica con la que conviven. «Generalmente, las viudas mayores han tenido una trayectoria laboral mбs corta bien menudo con la retribuciуn pequei±a, lo que ha perjudicado su pensiуn sobre jubilaciуn», considera Josep Lladуs, monitor de Economнa y no ha transpirado compania de la UOC. Una novedosa uniуn supone pйrdidas econуmicas porque se deshabilita la pensiуn sobre subsidio, hecho que provoca que muchas prefieran no casarse de nuevo.

Ellos sн desean; ellas nunca

La totalidad de las investigaciones coinciden en que los miembros masculinos sн optan por las segundas (o sucesivas) nupcias. «Desde el tema sobre ojeada psicolуgico, ellas deben mбs recursos en el sector emocional asi­ como gestionan mejor que los varones las pйrdidas», explica Lacalle.

Aсade que a pesar de que las manifestaciones del duelo pueden acontecer inicialmente mбs evidentes en las mujeres, an esplendido plazo cuentan con mбs estrategias emocionales Con El Fin De superarlo. Incluso En la actualidad los varones han tendido a emparejarse mбs rбpido, por la cuestiуn sobre roles de gйnero desplazandolo hacia el pelo por motivo de que valoran mбs positivamente la posibilidad sobre continuar a tener pareja.

Living apart together, una tendencia al alza

La covivienda carente casamiento o el living apart together, en otras palabras, la relaciуn en la que las miembros continuan residiendo en sus respectivas viviendas, se ha convertido en la de las modalidades mбs emergentes en Espaсa. «Muchas parejas de muchedumbre gran no acaban casбndose asi­ como apuestan por otras clases mбs flexibles; la convivencia an algunas edades es difнcil y se ahorran las dificultades que la nueva uniуn puede implicar con la familia», concluye Lacalle.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here